Centro Quirúrgico Rosario | La Paz 697 (esq. Buenos Aires) | Rosario | Argentina | Tel +54 (0341) 4818710 - 4827789 | info@centroquirurgicorosario.com
Bienvenidos al Centro Quirurgico Rosario
Inicio Quiénes Somos Procedimientos Nuestros Profesionales Medical SPA Nuestras Instalaciones Especialidades Médicas Contáctenos
Innovación Tecnología Bioseguridad Experiencia Profesional
 
  ¿POR QUÉ TENEMOS VÁRICES?

Dr. Roberto O. Venesia
Especialista en Flebología. MP 8035. Reg Esp 101/006

Aproximadamente el 48% de la población mundial tiene algún tipo de afección en las venas de los miembros inferiores, desde arañitas o telangiectasias, hasta graves complicaciones como la úlcera venosa, por lo que esta patología es una de las mas frecuentes afecciones que padece el ser humano, fundamentalmente en el mundo occidental.

Las várices son venas enfermas.

Aparecen como resultados de una serie de factores causales como la herencia y el género. El sexo femenino está más predispuesto debido a las hormonas lo que hace que aparezcan con los ciclos menstruales y se agraven durante el embarazo y la menopausia. La obesidad es el factor común a ambos sexos asociados a la aparición y desarrollo de várices en los miembros inferiores.

Podemos explicar los factores que desencadenan la enfermedad varicosa realizando un viaje imaginario a través de la evolución y el crecimiento del ser humano.

Bipedestación:

Según la teoría de la evolución de las especies, el hombre – primitivamente animal cuadrúpedo en el curso de la evolución antropológica – fue irguiéndose hasta tomar definitivamente la posición de pie. De esta manera aumentó substancialmente la presión hidrostática contra la que tiene que luchar el sistema venoso para cumplir su función de retornar la columna sanguínea al corazón. Esto explica porqué el hombre tiene várices y los animales cuadrúpedos, no.

Herencia:

El hombre – como todo ser vivo – se reproduce según un esquema genético preestablecido. Es, pues, la herencia el segundo piso predisponente que encontramos en nuestro viaje imaginario. Se transmiten tanto las características morfológicas de las várices como su ubicación, repitiéndose en generaciones sucesivas.

Sexo:

Una vez fecundado el huevo se determina el sexo del nuevo ser y, con él, el tercer factor predisponente si es mujer. En este caso la posibilidad de enfermedades venosas respecto al hombre es de 5 a 1.

Ciclos menstruales:

La menarca – que es el primer período menstrual de la mujer – da inicio a las primeras manifestaciones patológicas consistentes en la aparición de pequeñas varicosidades y derrames, principalmente en las jovencitas predispuestas genéticamente. Los ciclos menstruales actúan directamente sobre las venas mediante las hormonas.

Embarazo:

Marca un eslabón fundamental en el desarrollo de las várices. En estas condiciones las venas padecen la influencia de tres factores que actúan negativamente sobre su integridad: el gran aumento hormonal que acompaña a la gestación, la compresión del útero grávido sobre las grandes venas y la tendencia al excesivo aumento de peso.

Obesidad:

Si bien es un factor común para ambos sexos, es la mujer la que la sufre con mayor intensidad, ya que cada embarazo le deja un sobrepeso al que se le suma el producido por las nuevas gestación. En ellas la grasa se acumula sobre todo en los miembros inferiores asociada a celulitis. La musculatura poco desarrollada, el temperamento sedentario y las articulaciones frecuentemente alteradas por lesiones artrósicas, hacen que el padecimiento varicoso sea más importante.

Menopausia:

El desequilibrio hormonal, común en esta época, es la causa de las alteraciones venosas.

Vejez:

Última etapa de nuestro viaje imaginario, se caracteriza por una atrofia generalizada de todos los tejidos, incluyendo las venas, que se dilatan y se hacen varicosas.

A través de esta breve reseña tratamos de explicar someramente las causas que inducen a la formación de las várices.

Teniendo en cuenta la gran variabilidad de factores que intervienen en su desarrollo, podremos entender también que su tratamiento, lejos de ser único, debe ser forzosamente multidisciplinario. El avance de la tecnología médica es fundamental en el radical cambio de abordaje de la patología venosa, mejorando los resultados.

 
Conozca Nuestras Instalaciones
Turnos
Atendemos por: Atendemos por caja Forense
Consulte por Tratamientos Estéticos para hombres

Ver más grande
Trabajá con Nosotros
>| PRENSA, NOTAS Y ARTÍCULOS
Aceptamos tarjetas
Inicio Quiénes Somos Nuestros Profesionales Especialidades médicas Procedimientos Medical SPA Contacto Contáctenos Área Capacitacion Seguinos En Facebook